SANTUCHO VIVE EN LA UNIDAD DEL GUEVARISMO


SANTUCHO VIVE EN LA UNIDAD DEL GUEVARISMO

El 19 de julio de 1976 cayó en combate el máximo dirigente de la revolución socialista en la Argentina: Mario Roberto Santucho, junto a otros cinco dirigentes y cuadros del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT): Domingo Menna, Jorge Benito Urteaga, Liliana Delfino, Fernando Gértel y Ana María Lanzilloto. Pese a ello, el Partido prosiguió en la primera fila del enfrentamiento a la dictadura contra revolucionaria y cayó en el campo de batalla de la lucha de clases argentina.
Un breve balance lo demuestra: fueron muertos o desaparecidos ocho de sus nueve principales dirigentes, el 80% de sus principales cuadros y entre el 40 y el 45% de sus seis mil militantes y simpatizantes organizados. Hemos precisado el nombre de casi dos mil de ellos, que representan más del 20% de los muertos y desaparecidos. Santucho, los seis mil compañeros organizados, los que pagaron con sus vidas la lucha por la revolución socialista, y los que continuaron esa lucha sin bajar nunca las banderas, trascendieron los marcos de la organización para insertarse definitivamente en la historia grande de nuestra Argentina.

¡Gloria y honor para el PRT y sus militantes!
Caído en combate Santucho y desaparecido su cuerpo, la burguesía capitalista intentó hacer desaparecer su mensaje y su lucha. Lo logró durante 25 años, hasta que la Rebelión Popular del 19 y 20 de diciembre de 2001 le devolvió la palabra. Esta fue protagonizada por el pueblo oprimido y explotado, y su efecto restituyó la necesidad del análisis de las clases sociales en la sociedad y en la revolución.
Junto con este logro, y producto de él, comenzamos a recuperar el lenguaje marxista y revolucionario, los libros, películas y folletos con los escritos del PRT y de Santucho crecieron en número y en interés. Para retomar la lucha contra la explotación fue necesario enfrentar al posmodernismo que negaba la necesidad de la organización revolucionaria, planteaba la inexistencia del imperialismo, y sostenía la ambigüedad de los objetivos, en los que, en el mejor de los casos, el socialismo era suplantado por el “cambio social”. Paralelamente nacieron otros grupos de militantes guevaristas que reivindicaban aquello que estas corrientes consideraban el mayor de los males para el pueblo: la lucha por el poder. El principal y más logrado escrito de Santucho, “Poder burgués y poder revolucionario”, volvió a ser leído por algunos miles de militantes.
La importancia de este escrito está en que allí se esclarece la necesidad de derrotar a la burguesía y destruir el poder de la clase dominante y sustituirlo por el poder obrero y popular para terminar con el capitalismo, la explotación del hombre por el hombre, e iniciar la construcción del socialismo en los términos que lo expusieran otros grandes revolucionarios como Carlos Marx y Ernesto Guevara.

Se había abandonado la lucha por el poder por lo que las corrientes que intentaban darse una política revolucionaria deambulaban sin un rumbo preciso. Otros militantes asociaban la lucha revolucionaria con la violencia sin más. Ante la desaparición de las fuerzas revolucionarias, a las orgánicas trotskistas que habían tenido poca participación en el período anterior se les facilitaba la crítica a nuestra tradición revolucionaria.
Surgió una nueva izquierda con el atractivo de la novedad, pero que en gran parte no se asentaba en las experiencias más elevadas de la clase obrera y el pueblo realizada en las décadas de 1960 y 1970; por el contrario se negaba esa experiencia, y se la criticaba, aunque al mismo tiempo se reivindicaba inconsecuentemente al Che Guevara.
Transcurrido poco más de una década de la Rebelión, al fracasar nuevamente el intento de desarrollar el país y lograr el bienestar del pueblo liderados por la burguesía nacional, la lucha de clases ha dado un paso adelante. La clase obrera comienza a estar cada día más en el centro de la vida política nacional. Ello empuja a que se pongan en juego las enseñanzas y los aprendizajes que hemos realizado en aquellos años de ofensiva general revolucionaria, en los ‘60s y ‘70s.
Entre la militancia y crecientes sectores del pueblo avanza la conciencia de la necesidad de formar una corriente política que deje atrás la integración al sistema, el sectarismo, el oportunismo, que recupere los valores éticos de Santucho y sus compañeros y compañeras, y que llame a unificar orgánicamente a los más amplios sectores de la clase obrera y el pueblo. Es necesaria la unión del pueblo por abajo sin tutelas de ninguna fracción de la burguesía. Se visualiza la necesidad de unificar a todas las fuerzas del pueblo en un gran frente de liberación nacional y social para romper definitivamente con la dependencia del imperialismo, de los organismos financieros internacionales, el sometimiento a la justicia imperial y de las clases e instituciones de la burguesía nacional argentina.
Nuestro programa y nuestras propuestas se inspiran en los ideales de mayo de 1810, de Moreno, Castelli, Belgrano, Monteagudo, Artigas, Güemes, Azurduy y San Martín, los rebeldes de los 1º de mayo, de la Semana Trágica y la Patagonia Rebelde, el 17 de Octubre, el Cordobazo y el Rosariazo, los héroes de Trelew, las jornadas de junio y julio de 1975, los chicos de la noche de los lápices, los resistentes a la Dictadura contrarrevolucionaria, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, el pueblo que luchó contra el neoliberalismo en Cutral-Co, Plaza Huincul, Mosconi, Tartagal, Santiago del Estero y en otros cientos de lugares, levantando esas tradiciones combativas y revolucionarias el pueblo argentino reclama impetuosamente ser protagonista de una nueva etapa de lucha. Con Mario Roberto Santucho, Agustín Tosco y Ernesto Che Guevara como máximos representantes del pueblo trabajador argentino y latinoamericano estamos reconstruyendo la posibilidad real de luchar por la segunda independencia, la unidad latinoamericana y el socialismo.

santucho Vive

Afiche Santucho VIVE 19-7-14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s