FIDEL, COMANDANTE DE LA HUMANIDAD

El comunicado más difícil, las letras más dolorosas hoy se hacen realidad. Nunca quisimos creer que finalmente dejaría esta tierra. Fidel, nuestro comandante, usted hizo dudar hasta al más ortodoxo marxista de que la muerte se atrevería a llevarlo. Lo lloramos, no tenga dudas, lo lloramos porque usted fue uno de los hombres que demostró que la humanidad valía la pena, que el mundo no sólo tiene miserias y miserables, explotadores, saqueadores, destructores de todo lo que alegra la vida. Usted construyó con cientos de hombres y mujeres valientes y con su heroico pueblo, la esperanza de los pobres del mundo, el faro Socialista de América Latina. Hoy los pueblos del mundo saben y sabrán que hay una isla en la tierra en la que todos los niños y niñas van a la escuela de forma gratuita, en el que ninguno de estos niños muere de hambre, ni se droga, ni duerme en las calles. Y el imperialismo también lo sabe. El imperialismo que no puede tolerar que en las escuelas cubanas se enseñe dignidad, y le teme. Teme que los pobres del mundo puedan ver en la Revolución Cubana un camino, su propio futuro, con esperanzas, y que tan pequeña isla pueda resquebrajar con su ejemplo tamañas injusticias. Por eso el temor a usted. Un gigante de paso largo, líder de esa revolución que conmocionó al mundo, que sobrevivió a cientos de atentados solo con su chaleco moral. El imperialismo yanqui, incrédulo al principio de la invulnerabilidad de su ética tuvo al fin que aceptarlo, y sentarse a negociar. Salieron los 5 héroes y muy lentamente empiezan el deshielo, no sin el puñal esperando su oportunidad. Pero tuvieron que aceptar que a usted no lo podían matar. Murió, Fidel, pero con su pueblo, a su modo, cuando consideró que era su momento, y con su último acto, nos dejó como tantas otras veces, con su dedo en alto, su mensaje: primero nuestra dignidad!!
Somos conscientes de que estamos en un momento difícil para nuestros pueblos, pero sepa que aún así no perdemos la alegría de sabernos dueños de nuestro destino, de saber que lo tenemos a usted y al Che de nuestro lado, de que no nos podrán arrebatar sus enseñanzas, así como tampoco las de Marx y Lenin, porque ellas reviven en las luchas de los explotados del mundo. Sepa que en este rincón del continente somos miles los que entregaremos nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestras ideas a la causa revolucionaria, y que toda nuestra acción es y será un grito de guerra contra el imperialismo.
Fidel, el juicio de la historia finalmente sentenció: usted es el comandante de la humanidad.
¡Seguiremos su ejemplo!
¡Hasta siempre Comandante!

15267646_576441072544971_8297911078453955295_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s