Huelga de Choferes en la ciudad de Córdoba: Solidaridad con la lucha, denunciar a los ajustadores y difundir nacionalmente la manipulación informativa.

No debemos permanecer indiferentes ante la increíble militarización de la ciudad de Córdoba, dispuesta por el intendente  radical macrista Ramón Mestre, como respuesta al conflicto con los trabajadores del transporte de pasajeros. El punto del conflicto es un reclamo de varios meses que llega al punto de la huelga por tiempo indeterminado al no encontrar ninguna solución y en un contexto con tres elementos centrales para comprender:

  • los trabajadores y trabajadoras cuentan con un sindicato local intervenido por la burocracia patotera de la conducción nacional de la UTA,
  • un empresario inescrupuloso y parasitario a cargo de la concesión, que mantiene un servicio deficitario, en frecuencias y condiciones de los móviles,  más allá de recibir millonarios subsidios del estado y permanentes aumentos de las tarifas,
  •  y un gobierno local y provincial que intenta aplicar a cualquier costo el paquete de ajuste y miseria del programa de la alianza “Cambiemos”.

Contra la Manipulación

Los medios han querido ocultar la verdad, pero el pueblo con su solidaridad, y una fuerte  movilización de los/as trabajadores/as lograron poner en evidencia la tergiversación a que sirven algunos periodistas y medios de comunicación empresariales para derrotar las causas justas. En una entrevista para un canal local, una trabajadora y delegada de los trabajadores en huelga, dejó en claro varias manipulaciones que valen aquí reproducir:

  • Nunca la patronal ni el estado tuvo voluntad de dialogar ni escuchar el reclamo.
  • Se quiere imponer una suba solo del 8% para lo que resta del año y recién el resto del 21% en cuotas de enero y febrero del 2018. Ellos/as aceptan el 21%, pero en una cuota y retroactivo a febrero. Denuncia que sólo la inflación del 11% de los primeros 5 meses se come la recomposición económica que les ofrecen.
  • Quieren mejoras en el servicio deficitario. Hoy hay líneas con frecuencias de más de una hora y media, con hacinamiento en las unidades de transporte, entre otros aspectos que hacen a las condiciones del servicio y que los usuarios descarguen la bronca con los trabajadores y trabajadoras.

El Plan de Emergencia anti-sindical y pro patronal

El gobierno municipal implementó un plan para derrotar la huelga. El mismo consiste básicamente en una militarización de la ciudad que involucra no sólo un despliegue callejero de fuerzas de represión sino un “sistema de transporte alternativo gratuito” escoltando una flota de 160 colectivos con rompehuelgas (apenas el 20% de la flota que cumple el servicio de transporte a pleno),  “custodiados” por 600 efectivos de la Policía de Córdoba; 400 gendarmes y 50 policías federales”. Como si fuera poco, los colectivos se estacionaron y partieron de una base militar: la Escuela de Aviación de la Fuerza Aérea. Toda una joya de los manuales de la dictadura militar.

De este modo piensa el intendente municipal de “Cambiemos” resolver un conflicto que ellos mismos provocaron al intentar ajustar el bolsillo de los laburantes, de beneficiar al amigo empresario, y demostrar ser un buen alumno del gobierno nacional haciendo los “deberes” en tiempos electorales: disciplinar la luchas laborales, ajustar los salarios, y garantizar la impunidad de los empresarios.

La repuesta del pueblo trabajador

Aunque algunas centrales obreras de la provincia se han expresado en favor de la lucha, aún no hubo un correlato en la acción. Se hablaba de un paro provincial y otras medidas pero aún nada.

Será que en la memoria de algunos de esos dirigentes, algunos devenidos en burócratas y empresarios, tienen aún fresco el recuerdo de las gloriosas jornadas de la clase trabajadora y el pueblo pobre de Córdoba, cuando en mayo de 1969 inscribieron para siempre en la historia una pueblada de tal magnitud que arrinconó por algunos días a la dictadura militar instaurada 3 años antes, y que dicha pueblada, conocida como “el Cordobazo”, puso el tono a la lucha obrera y popular de la etapa posterior.

Esto no es una exageración, porque la lucha social, y sobre todo cuando se enfrentan intereses entre clases sociales, tiene esa característica, pudiendo cambiar el estado de situación de un momento a otro, si los acontecimientos sobrepasan los límites impuestos por la cotidianidad y rutina alienante del trabajo asalariado y la manipulación de los medios de comunicación de los dueños de todo: los Capitalistas.

Las fuerzas sociales y políticas del pueblo trabajador tenemos que dar difusión a esta lucha en curso. Debemos servir a esta causa, no solo por su justeza y por su profundo sentido para quienes bregamos por una sociedad sin explotados ni explotadores, sino por la importancia coyuntural para enfrentar a un gobierno, fiel representante de los monopolios capitalistas, que quiere superar su primera etapa al frente del estado cumpliendo parte de su plan y luchando por mantenerse firme ante el desafío de re-legitimarse nuevamente en las elecciones legislativas que se avecinan.

La victoria de los trabajadores y trabajadoras del transporte de Córdoba puede allanar el camino para la resistencia al programa anti popular del Gobierno de Cambiemos.

Si ganan ellos/as ganamos todos/as los/as que vivimos de nuestro trabajo, y el pueblo pobre que cada día que pasa su sufrimiento es aún peor!

¡Viva la lucha del pueblo de córdoba!

Derrotemos con más lucha y más solidaridad el ajuste, los tarifazos y la explotación.

ORG logo-png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s